Estenosis carotídea: prevención de infartos cerebrales


La cirugía carotídea esta destinada a prevenir los infartos cerebrales producto de embolias desde las arterias carótidas, que son una a cada lado del cuello y llevan irrigación al cerebro.

La acumulación de placas de colesterol en estas arterias (como en otras del organismo) se produce con el envejecimiento y se facilita con factores de riesgo como hipertensión, diabetes, colesterol alto, obesidad.

Es fundamental que consulte con un cirujano vascular si usted ha sufrido parálisis o pérdida de fuerza en una mitad del cuerpo, o si ha perdido la visión de un ojo de forma transitoria. Esto puede ser producto de un infarto cerebral mínimo que denominamos Accidente Isquémico Transitorio (comúnmente nombrado como TIA) También debe consultar si le han detectado un soplo en el cuello.