Accesos Vasculares para hemodiálisis

Fístula arterio-venosa para hemodiálisis

Se llama Fístula Arteriovenosa (FAV) a la comunicación entre una arteria y una vena.

En el caso de los pacientes que requieren ser sometidos a diálisis por insuficiencia renal, las FAV se confeccionan a través de cirugía. Es decir, se conecta una arteria y una vena para permitir que el flujo arterial pase al segmento venoso en el que se conectará el paciente a la máquina de diálisis.


 

¿Por qué se necesita una fístula para dializarse?

Si usted tiene insuficiencia renal y ha llegado al punto en el cuál su nefrólogo le ha indicado la necesidad de limpiar su sangre a través de una máquina (hemodiálisis), se necesita una fístula arterio-venosa (FAV). Esto es construir una comunicación de una vena superficial del brazo con una arteria para lograr un flujo adecuado para la máquina de diálisis.


¿Cómo se hace una fístula AV?

En general, las fístulas AV se efectúan con anestesia local y es un procedimiento bien tolerado. Se hace una pequeña incisión en la muñeca o en el pliegue del codo y usando lupas especiales se conecta una vena con una arteria, logrando que parte del flujo arterial se vaya por la arteria.

Una fístula efectuada usando vena propia del paciente puede utilizarse para dializar a partir de las 6 a 8 semanas, use la vena debe dilatarse y engrosar su pared (proceso que llamamos “maduración”).


Fístulas A-V con prótesis vasculares

En algunos casos, las venas propias del paciente no son adecuadas para confeccionar una fístula arteria-venosa de calidad suficiente para ser utilizada en hemodilálisis.

En estos casos, podemos recurrir a prótesis vasculares, que son tubos de material sintético que permiten conectar una arteria a una vena con el mismo fin que una fístula hecha con vasos sanguíneos del propio paciente.

La prótesis se coloca bajo la piel y se puede utilizar ya a las 2 a 3 semanas de instalada (esto es una ventaja respecto a las fístulas con vena, que deben madurar en un período de no menos de 6 semanas).

La principal limitación de las fístulas con prótesis es que son menos durables que las efectuadas con venas propias y que pueden presentar más complicaciones si no son bien manejadas en el centro de diálisis.